Presupuesto 2018 -Dictamen del Bloque de Concejales del FpV

Sierra Grande – En cuanto al presupuesto correspondiente al año 2018, se realizó un paralelismo con el presupuesto que se está ejecutando este año y, se observó un incremento porcentual de alrededor del 15%, un presupuesto austero y rezagado.

Cuando cuestionamos el presupuesto 2017 tuvimos bastante razón, porque vimos que había componentes inflacionarios que el presupuesto subestimaba y hoy esto se vuelve a repetir.

Próximo a finalizar el año 2017, se están viviendo tiempos y situaciones difíciles que repercuten en nuestra ciudad, en el nuevo presupuesto NO se observa un refuerzo en programas sociales ya que hay más asistencia que contener, como así tampoco en cuanto a las actividades culturales y deportivas que son fundamentales para a contención social, sostemos que debemos dar mayor solución a aquellas familias que están en estado de vulnerabilidad.

La incidencia de obra pública y servicio no ha variado y a nosotros, siempre eso nos preocupa porque va a ser un año más donde va a continuar la desinversión. No se reflejan ingresos de fondos en cuanto a gestión se refiere, las partidas para obras públicas tienen que aumentar con trabajadores estatales bien pagos.

La fuente principal de financiación sigue siendo la venta de tierras, que últimamente ha sido a costos muy elevados y esto ha quedado demostrado en las ultimas licitaciones que dieron muy malos resultados.

El elevado amento de las tasas será la novedad para los contribuyentes que será un tema en cuanto al tratamiento de la ordenanza fiscal e impositiva.

A nuestro parecer se debe ser cautos a la hora de trasladar los incrementos, si en una ciudad que tiene una situación económica difícil como la que estamos atravesando este año y donde ha caído la recaudación, si nosotros levantamos los impuestos y las tasas, probablemente mantengamos muy bajo el índice de cobrabilidad y deberíamos buscar alternativas en lo que tiene que ver con el recupero de deuda.

Se observa con preocupación las cuestiones básicas del estado municipal y nos referimos explícitamente al pago de salarios, que son sueldos bajos y disfrazados que ni siquiera se dio cumplimiento a los acuerdos de aumento.

En el Presupuesto 2018, no contempla partidas para restituir en forma paulatina el dinero que los trabajadores municipales han perdido por la modificación de los coeficientes que por su aplicación han vulnerados derechos adquiridos.

Destacamos el espacio que se ofreció para dialogar y que hayan oído nuestras sugerencias, dado que el presupuesto es la ordenanza más importante para la gestión municipal.

Fuente: Prensa Bloque de Concejales del FpV – Sierra Grande