Así es el Samsung W2018, un teléfono ‘de tapa’ tan potente como el Galaxy Note8

Por algún motivo que desconozco, los smartphones “de concha” tienen su hueco en el mercado en pleno 2017, y Samsung parece ser una de las firmas más fuertes en este segmento. Tanto es así que, según filtraciones recientes, la compañía pronto dará a conocer el nuevo Samsung W2018, un teléfono de estilo clamshell, que en su interior esconde el potente procesador Qualcomm Snapdragon 835 y nada menos que 6 GB de RAM.

En agosto de este año, la compañía ya anunció un dispositivo similar, el Leader 8, en ese caso con el procesador Snapdragon 821. Sin embargo, ahora Samsung quiere ir a por todas, con un teléfono que toma prestado lo mejor de los smartphones convencionales de las líneas Galaxy S y Note, acompañado de un inusual formato protagonizado por el teclado físico T-9 del que hace gala el dispositivo.

Samsung W2018, el gama alta perfecto para los amantes de lo vintage

Nada más ver el aspecto físico del teléfono, nos damos cuenta de que, en efecto, no es un smartphone como otro cualquiera. El W2018 de Samsung incorporará dos pantallas, cada una de ellas de 4,2 pulgadas con resolución FullHD. El cuerpo del dispositivo sigue las líneas de los móviles clamshell que tan de moda estaban hace varios lustros, con un formato “de tapa”, que une las dos dos pantallas al teclado mediante una bisagra central.

 

A pesar de su extraña apariencia, lo cierto es que el dispositivo parece incorporar materiales premium para la construcción de su cuerpo, tales como el aluminio y el cristal. De hecho, la parte trasera del teléfono hace gala de un diseño calcado al del Galaxy S8, con un lector de huellas ubicado justo a la derecha de la cámara.

A nivel técnico, el Samsung W2018 contaría con el último y más poderoso procesador de Qualcomm, acompañado de 6 GB de memoria RAM y 64 GB de almacenamiento interno. La batería sería de 2.300 mAh, y el apartado fotográfico estaría reinado por un sensor principal de 12 megapíxeles, y uno frontal de 5.

Por suerte o por desgracia, al igual que el resto de terminales de la línea “W” de Samsung, esta edición de 2018 estará exclusivamente destinada al mercado chino, donde se comercializará por un precio que rondará los 2.000 dólares. De momento, no existe una fecha de lanzamiento estimada.

Fuente: andro4all